Musculos Inferiores E Superioressaywriters

Los estiramientos son unos ejercicios que permiten elongar el musculo de forma suave y mantenida, ayudan a preparar al musculo antes de un esfuerzo y después para su correcta vuelta a la calma.
Un estiramiento correcto dura entre 8-30 segundos (el tiempo varía según el músculo que estiramos, así músculos pequeños como los del cuello tienen un tiempo de estiramiento de unos 8 segundos, en cambio músculos más grandes como cuádriceps, isquiotibiales… tienen un tiempo de estiramientos de unos 30 segundos).

Antes de realizar cualquier estiramiento debemos tener claro algunos consejos y normas para estirar:

  • Regla del no dolor: El estiramiento debe ser agradable. Nunca forzaremos un músculo al estirar. Buscamos una sensación agradable de estiramiento y la mantendremos algunos segundos. Si mientras mantenemos esa posición desaparece la sensación de estiramiento aumentaremos ligeramente los parámetros del estiramiento buscando una nueva sensación agradable de estiramiento.
  • Nunca haremos rebotes
  • Nos ayudaremos de la respiración: cuando exhalemos es cuando realizamos el estiramiento. Mientras mantenemos el estiramiento respiramos con normalidad y al volver lo hacemos de nuevo exhalando.

Debemos cuidar nuestros músculos cuando hacemos deporte, para de esta manera tenerlos bien preparados antes de comenzar con nuestra actividad. No debemos olvidar que debemos estirar antes y después de realizar cualquier entrenamiento o actividad.

 

FUNDAMENTOS TEÓRICOS

ESTIRAMIENTOS INFERIORES

Durante el día nuestros miembros inferiores sufren acortamiento, ya sea o bien por la realización de deportes (futbol, atletismo, baloncesto, balonmano…) o por pasar demasiadas horas sentados.
Realizar estiramientos de estos músculos ayudará a prevenir lesiones en el ámbito deportivo así como mejorará nuestra espalda, ya que una buena musculatura inferior (que sea tanto fuerte como elástica) mejora la posición de nuestra pelvis.

  • Cuádriceps: de pie, con una mano cogemos el tobillo del mismo lado e intentamos llevar el talón al glúteo, evitando arquear la espalda.
  • Isquiotibiales: estos músculos se encuentran acortados cuando estamos sentados, por lo que es muy importante estirarlos. Tumbados boca arriba colocamos una toalla en la planta del pie y vamos estirando poco a poco la rodilla, evitando que el glúteo se levante del suelo.
  • Glúteo: cruzamos un tobillo encima de la rodilla contraria y llevamos esa pierna hacia nosotros, cogiéndola por detrás del muslo.
  • Gemelos: de pie en frente de una pared, colocamos un pie atrás, todo el pie apoyado y vamos lentamente hacia delante sin levantar el talón que está atrás.

ESTIRAMIENTOS SUPERIORES

Realizamos estos estiramientos tanto en el ámbito deportivo: antes y después de realizar un ejercicio, como de forma cotidiana para preparar y mantener adecuadamente los músculos del tren superior.
En cuanto a la actividad física no debemos pensar que solo realizamos estos estiramientos si practicamos un deporte en el que trabajan directamente los miembros superiores como tenis, pádel, golf… Siempre estiramos el tren superior porque trabaja de forma indirecta simplemente cuando corremos.
En nuestro día a día son innumerables las ocasiones en las que empleamos los miembros superiores: trabajo con ordenador, escribiendo, cogiendo pesos, realizando labores del hogar…. Por lo que nunca olvidaremos estos estiramientos para cuidar nuestro cuerpo.

  • Tríceps: intentamos tocar con la mano de un lado la escápula (omoplato) de ese mismo lado y con la mano contraria empujamos hacia atrás del codo.
  • Pectoral: con el brazo abierto a 90º apoyamos esa mano en una columna o marco de puerta y adelantamos ligeramente el tronco dejando el brazo atrás.
  • Epicondíleos (ideal para deportes de raqueta): con el codo estirado , palma de la mano apuntando al suelo, flexionamos muñeca y dedos y giramos la mano hacia fuera.
  • Dorsales: entrelazamos los dedos de las manos y con las palmas de las manos hacia delante estiramos brazos y redondeamos columna.
  • Trapecio (músculo muy importante que se sobrecarga en exceso cuando trabajamos con los brazos): de pie con la espalda recta, dejamos caer lentamente la cabeza hacia un hombro y tiramos despacio de la mano contraria hacia el suelo.

 

¡No te pierdas a mediados de cada mes el nuevo consejo que CantaJuego te trae en exclusiva para mejorar los hábitos infantiles a través de divertidas explicaciones de Coco, Pepe, Buby la ardilla cotilla, Tallarín y muchos más amigos que nos ayudarán a prevenir lesiones y a darnos buenos consejos saludables para nuestro día a día!

 

Aviso Legal

Los consejos fisioterapéuticos que se muestran han sido elaborados y facilitados por profesionales de Fisioespaña Wellness. Dado que desde CantaJuego no podemos supervisarlos (y por tanto responsabilizarnos de las consecuencias que puedan derivarse de la incorrecta puesta en práctica de los mismos), usadlos siempre con supervisión y precaución. Todos los textos e ilustraciones están protegidos y no pueden reproducirse sin la autorización de  CantaJuego.

En anatomía humana, el miembro inferior (abreviado MMII) o miembro pelviano es cada una de las dos extremidades que se encuentran unidas al tronco a través de la pelvis mediante la articulación de la cadera. Tienen la función de sustentar el peso del cuerpo en la posición bípeda y hacer posible los desplazamientos mediante la contracción de su potente musculatura.[1]

Coloquialmente, los miembros inferiores son las piernas. Sin embargo, en anatomía el término pierna tiene un significado más preciso y corresponde a la porción del miembro inferior situada entre la rodilla y el tobillo.

Regiones[editar]

Cada miembro inferior se compone de varios segmentos principales:

  • La cintura pelviana o pelvis. Es un anillo óseo que está formado por el hueso sacro en la región posterior y los huesos coxales derecho e izquierdo. Ambos se unen por delante en la sínfisis del pubis que cierra el anillo.
  • Muslo: su esqueleto es un solo hueso; el fémur.
  • Rodilla: Es la zona de unión entre el muslo y la pierna
  • Pierna: formada por la tibia y la fíbula
  • Tobillo: Región en la que se une la pierna con el pie.
  • Pie, a su vez formado por tres segmentos:

Huesos[editar]

Los huesos que componen el miembro inferior son los siguientes:[1]

Articulaciones[editar]

  • Cadera. Se forma por el hueso coxal y la cabeza del fémur, por lo cual recibe el nombre de articulación coxo-femoral.
  • Rodilla. Está formada por dos articulaciones diferentes:
    • Articulación femorotibial. Formada por el fémur y la tibia.
    • Articulación femoropatelar. Formada por el fémur y la rótula.
  • Tobillo. Está formado por dos articulaciones:
    • Articulación tibioperonoastragalina. Constituida por la tibia, el peroné y el astrágalo. Es la articulación principal del tobillo.
    • Articulación tibioperonea. Su importancia es secundaria.
  • Pie. En el pie existen varias articulaciones que ponen en contacto los diferentes huesos que lo componen.
    • Articulación astrágalo-calcánea. Relaciona el hueso astrágalo con el calcáneo.
    • Articulación astrágalo-navicular. Pone en contacto el astrágalo con el navicular del pie.
    • Articulación calcáneo-cuboidea. Relaciona el hueso calcáneo con el cuboides.
    • Articulaciones tarsometatotarsianas. Articula los huesos del tarso con los del metatarso.
    • Articulaciones metatarso-falángicas. Relaciona los metatarsianos con la primera falange de los dedos.
    • Articulaciones interfalángicas proximales. Se establece entre la primera y segunda falange de los dedos.

Músculos del miembro inferior[editar]

Se dividen, según su localización, en cuatro regiones: músculos de la pelvis, músculos del muslo, músculos de la pierna y músculos del pie.[1]

Psoas ilíaco
Cuadrado femoral (musculus quadratus femoris)
Géminos:
Gémino superior (musculus gemellus superior)
Gémino inferior (musculus gemellus inferior)
Glúteos
Glúteo mayor (musculus gluteus maximus)
Glúteo medio (musculus gluteus medius)
Glúteo menor (musculus gluteus minimus)
Obturador externo (musculus obturator externus)
Obturador interno (musculus obturator internus)
Piriforme (musculus pyriformis)
Aductor mayor (musculus adductor magnus)
Aductor largo (musculus adductor longus)
Aductor corto (musculus adductor brevis)
Pectíneo (musculus pectineus)
Grácil (musculus gracilis)
Bíceps femoral (musculus biceps femoris)
Semitendinoso (musculus semitendinosus)
Semimembranoso (musculus semimembranosus)
Tibial anterior (musculus tibialis anterior)
Músculo extensor largo del dedo gordo (musculus extensor hallucis longus)
Músculo peroneo anterior (musculus peroneus tertius)
Peroneo lateral largo (musculus peronerus longus)
Peroneo lateral corto (musculus peroneus brevis)
Poplíteo (musculus popliteus)
Músculo flexor común de los dedos de los pies (musculus flexor digitorum longus)
Músculo tibial posterior (musculus tibialis posterior)
Músculo flexor largo del dedo gordo (musculus flexor hallucis longus)
Tríceps sural (musculus triceps surae)
Músculo gastrocnemio lateral (musculus gastrocnemius)
Músculo gastrocnemio medial (musculus gastrocnemius)
Músculo sóleo (musculus soleus)
Plantar delgado (musculus plantaris)
Músculo extensor corto de los dedos del pie (musculus extensor digitorum brevis)
Músculo extensor corto del dedo gordo del pie (musculus extensor hallucis brevis)
Músculo aductor del dedo gordo del pie (musculus adductor hallucis)
Músculo flexor corto del dedo gordo (musculus flexor hallucis brevis)
Músculo abductor del dedo gordo (musculus abductor hallucis)
Músculo abductor del meñique (pie) (musculus abductor digiti minimi pedis)
Músculo flexor corto del quinto dedo (musculus flexor digiti minimi brevis pedis)
Oponente del dedo meñique del pie (musculus opponens digiti minimi pedis)
Músculo flexor corto de los dedos (musculus flexor digitorim brevis)
Lumbricales del pie (musculus lumbricalis pedis)
Interóseos del pie
Músculos interóseos dorsales (musculi dorsal interossei)
Musculos interóseos plantares (musculi plantar interossei)

Vascularización[editar]

La sangre llega al miembro inferior por medio de la arteria iliaca externa que tras pasar por la región de la ingle cambia de nombre y pasa a llamarse arteria femoral.[2]

La arteria femoral sigue un camino descendente por la región anterior del muslo y da origen a diversas ramas, como la arteria femoral profunda, la arteria circunfleja iliaca profunda, la arteria circunfleja interna y la arteria circunfleja externa. Cerca de la rodilla pasa a situarse en la región posterior del miembro inferior y cambia de nombre, llamándose arteria poplitea.

La arteria poplítea da varias ramas para la articulación de la rodilla y se divide en la arteria tibial anterior que irriga la región anterior de la pierna y el tronco arterial tibioperoneo que se dirige al sector posterior de la pierna y se divide en la arteria tibial posterior y la arteria peronea.

La arteria tibial posterior desciende hasta el tobillo y se divide en dos ramas: la arteria plantar externa y la arteria plantar interna, ambas suministran sangre a las estructuras anatómicas situadas en la planta del pie.[3]

Retorno venoso[editar]

El retorno de la sangre venosa se realiza en el miembro inferior a través del sistema venoso superficial y del sistema venoso profundo.

Dentro del sistema venoso profundo, los vasos principales son:

El sistema venoso superficial está constituido por varios vasos superficiales situados cerca de la piel, en la región subcutánea, los cuales al final de su trayecto acaban por incorporarse al sistema venoso profundo. Los troncos principales son:

  • Vena safena externa. Se origina en el dorso del pie, recorre la región posterior de la pierna y a nivel de la zona posterior de la rodilla o región poplítea se hace profunda para incorporarse a la vena poplítea.
  • Vena safena interna. Recorre la región interna de la pierna y el muslo. Cuando está a solo 4 cm de la ingle, se hace profunda para incorporarse a la vena femoral.[4]

Inervación[editar]

Los dos principales troncos nerviosos del miembro inferior son el nervio femoral que recorre la región anterior del muslo y el nervio ciático que, partiendo de la zona glútea, desciende por la región posterior de la extremidad inferior. Los dos dan numerosas ramas. Otros nervios importantes son el nervio glúteo superior, el nervio glúteo inferior, el nervio obturador, el nervio femorocutáneo y el nervio genitocrural.

  • El nervio femoral penetra en el muslo en la región inguinal y da origen a varias ramas:[5]
    • Nervios cutáneos lateral, intermedio y medial del muslo.
    • Ramas que inervan el músculo cuádriceps.
    • Ramas destinadas a la articulación de la cadera y la rodilla.

Patologías[editar]

Algunas de las patologías más frecuentes que afectan al miembro inferior son las siguientes:

  • Fractura de fémur. Son muy corrientes en las personas de más de 60 años. Pueden estar originadas por un traumatismo directo muy intenso, como los que ocurren en los accidentes de tráfico. En otras ocasiones tienen lugar por traumas relativamente leves en personas afectas de osteoporosis.[6]
  • Coxartrosis. Es la artrosis de la articulación de la cadera. Provoca dolor durante la marcha y en las fases avanzadas precisa cirugía para sustituir la cadera por una prótesis metálica.[7]
  • Enfermedad de Perthes, también llamada síndrome de Legg-Calvé-Perthes, o necrosis vascular de la cabeza del fémur. Afecta niños y niñas de entre 4 y 10 años, provocando una necrosis parcial de la cabeza del fémur. Se produce un caso por cada diez mil niños aproximadamente.
  • Gonartrosis. Es la artrosis de la articulación de la rodilla, muy frecuente a partir de los 60 años. Provoca dolor y dificulta la movilidad, llegando a ser invalidante. En estadios avanzados se trata quirúrgicamente colocando una prótesis de rodilla.[8]
  • Rotura de menisco. El menisco es un cartílago que se encuentra en el interior de la articulación de la rodilla y tiene la función de distribuir las cargas y mejorar la estabilidad de la articulación. Puede romperse como consecuencia de una torsión violenta en personas jóvenes, muy frecuentemente durante la actividad deportiva. En personas de más edad se parte con frecuencia por traumatismos mínimos, muchas veces simplemente al levantarse de una posición en cuclillas.[9]
  • Claudicación intermitente. Está provocada por falta de riego sanguíneo en las extremidades inferiores debido a obstrucción total o parcial de una arteria. Provoca dolor que aumenta con el ejercicio y cede con el reposo.
  • Insuficiencia venosa. Es la incapacidad de las venas para realizar el adecuado retorno de la sangre al corazón. Se producen dilataciones venosas o varices visibles desde el exterior.
  • Paraplejia. Es una parálisis que afecta a las dos extremidades inferiores, imposibilitando la marcha. Normalmente es resultado de una lesión medular o de una enfermedad congénita como la espina bífida.
  • Esguince de tobillo. Es la lesión de alguno de los ligamentos que sustentan la articulación del tobillo, debido generalmente a un movimiento brusco y forzado que sobrepasa sus límites de elasticidad.
  • Pie plano. Se caracteriza por la disminución de altura del arco longitudinal interno del pie, ocasionando que gran parte de la superficie de la planta tenga contacto con el suelo.
  • Hallux valgus. Conocido popularmente como juanete, es una deformidad del pie que se caracteriza por la desviación del dedo gordo hacia el borde externo del pie. Puede causar dolor y dificultad en la marcha, por lo que con frecuencia precisa cirugía.
  • Pie diabético. Se trata de una afección característica de las personas que padecen diabetes mellitus. Se asocian lesiones infecciosas con destrucción de tejidos, alteraciones neurológicas y falta de riego arterial. Puede ser grave por lo que el paciente diabético debe extremar los cuidados de sus pies.
  • Pie de atleta. Es una infección provocada por hongos dermatofitos que afecta a los pliegues que se encuentran entre los dedos. No es grave, pero causa molestias locales y puede ser contagiosa.
  • Podagra. Es un ataque agudo de gota que afecta de forma característica al dedo gordo del pie, provocando intenso dolor. Está causado por la elevación de los niveles de ácido úrico en sangre

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Fémur

Tibia y peroné

Cadera

Rodilla

Músculos de la pelvis, región anterior.
Músculos de la pelvis, región posterior.

Vista anterior del muslo.

Vista posterior del muslo.

Vista anterior de la pierna.

Vista posterior de la pierna.

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *